iluminacion bibliotecas

Iluminación Bibliotecas

Las bibliotecas ya no son lugares únicamente donde la gente busca un libro. Ahora están llenas de pantallas audiovisuales y zonas de lectura o estudio mezcladas con zonas de esparcimiento. Una buena iluminación en bibliotecas puede ser el sello de distinción.

Además de conseguir una iluminación adecuada para cada tarea (lectura, estudio, ordenadores o estantes) con la elección de una buena iluminación mejoraremos la concentración y la relajación.

La atmosfera en estos establecimientos debe ser acogedora, donde la luz natural y la luz artificial generen un ambiente de estudio agradable.

¿Qué dice la normativa acerca de la iluminación en una biblioteca?

De acuerdo a la norma europea de iluminación en espacios interiores EN 12464-1, las estanterías necesitan un nivel lux de 200 Em. Por su parte, para las áreas de lectura debe ser de 500 Em. Ambas tienen una uniformidad de 0,60 Uo y reproducción de color de 80 Ra. 

Estas medidas están diseñadas para cumplir con los aspectos cuantitativo y cualitativo para garantizar la funcionalidad visual. Estos son: confort visual y rendimiento de los colores

Para encontrar e identificar un libro, se requiere de una iluminación vertical de 200 lux. Debe tener una uniformidad alta para darle visibilidad también a los libros y revistas que se encuentran en la parte alta y en la de abajo.

Entre los sistemas de iluminación más frecuentes se encuentran los focos lineales suspendidos o sobre la superficie con óptica asimétrica.

Factores de iluminación en bibliotecas

Factores a tener en cuenta en la iluminación en la biblioteca

Entre los aspectos técnicos que debes considerar para instalar luz en bibliotecas se encuentran los siguientes. 

Uso de la luz natural 

La luz natural es la más recomendada para iluminar una biblioteca. No obstante, depende de la organización del espacio y la disponibilidad de ventanas, balcones, persianas, cristales, etc. Es importante que estas entradas de luz no sean una distracción para los lectores.  

Un diseño con amplias cristaleras es efectivo para la entrada de luz natural y la lectura. A su vez, mejora el estado de ánimo. No obstante, no en todos los sitios la disponibilidad de esta luz es homogénea por el horario y por la ubicación del espacio. Por eso, es importante integrar la luz natural con luces artificiales para dar confort visual a los usuarios. 

Temperatura de la luz para leer

La luz fría o blanca, ubicada entre 4.000 y 5.000 k es la ideal para iluminar los espacios en los que los usuarios requieren concentración y un esfuerzo visual. También se recomienda el uso de luces con un CRI (Índice de Reproducción Cromático) alto para garantizar el mantenimiento de la concentración. 

Iluminación de estanterías en bibliotecas

La orientación en la biblioteca es clave. Para encontrar un estante y el libro correcto, se requiere una iluminación vertical de 200 lux. Además la uniformidad debe ser alta para que el libro más bajo sea igualmente visible como el más alto. También la reproducción cromática de las luminarias debe estar por encima de 80 (RA>80)

Entre los sistemas mas habituales que podemos utilizar encontramos luminarias lineales suspendidas o superficie con óptica asimétrica.

Como hemos visto la biblioteca es un lugar de encuentro donde estas zonas necesitan una configuración de luz más acogedora. Mezclar la luz artificial y natural junto con las persianas es vital para garantizar un ambiente cómodo y agradable para leer y trabajar.

Las áreas de lectura, por otro lado, necesitan una buena luz de trabajo. La iluminación media debe ser de 500 lux con una alta uniformidad y bajo deslumbramiento.

En las zonas de circulación lo normal es tener en torno a 100 lux

Requisitos de iluminación en bibliotecas

Diseño de los puntos de luz  

Es importante contar con un plano con el diseño de la biblioteca para identificar cuáles son los puestos de lectura. De esta manera, se sabe exactamente cómo buscar los sistemas de iluminación y aprovechar mejor la visibilidad de los visitantes y de los empleados. 

También se puede iluminar por áreas específicas para crear varios ambientes: de lectura, descanso, etc. Los puntos elegidos también dependen del color de las paredes y del techo y del tipo de mobiliario presente. 

Nivel de iluminación adecuado

Las luces para bibliotecas deben trabajar con un nivel de 200 lux en la zona de estantería y de 500 lux en la de lectura. En ambos casos, con una relación de uniformidad de 0,60. Respecto al deslumbramiento, se recomienda un UGR menor a 16/19 con focos suspendidos, luces de mesa extras y de pie móviles. 

A su vez, el índice de reproducción cromática debe ser superior a 80. Por supuesto, es imprescindible la adecuada señalética. 

Confort visual

Con el fin de evitar fatiga visual por las luces, se utiliza UGR menor a 16/19 contra deslumbramientos. Los difusores microprismáticos también reducen significativamente los deslumbramientos directos y los reflejados. Estos se pueden instalar en las mesas con superficies brillantes y cerca de los PC.  

Dimensiones de la estancia

La normativa de las bibliotecas universitarias recomienda que el espacio sea de un metro cuadrado por usuario potencial. Además, debe haber una plaza de lectura entre 2,5 y 4,5 metros cuadrados por 5 lectores potenciales. Para medir cuál es la iluminación adecuada de acuerdo al espacio disponible, se multiplican los luxes por los metros cuadrados. 

 


Para cualquier cuestión, no dude en escribirnos a lc@luzycolor2000.com o llamarnos al teléfono 91 892 10 45.

Estaremos encantados de atenderle.


Diseñar la iluminación de una biblioteca

Es muy importante conocer los espacios de la biblioteca y el uso de los mismos para poder elegir y distribuir correctamente las luminarias. Sin olvidarnos de hacer un aprovechamiento eficiente de la luz natural.

iluminacion en bibliotecas

Ventajas de la luz led en bibliotecas

Entre los beneficios del uso de la luz led en bibliotecas se encuentran los siguientes.

  • Reduce la fatiga visual y mejora las condiciones de visión para la lectura. 
  • Ayuda a concentrarse con un menor esfuerzo gracias a su temperatura de color fría. 
  • Ahorra hasta un 80% de energía en comparación con otros sistemas de iluminación.  
  • Se limpia fácilmente y tiene una larga vida útil

La adecuada iluminación en las bibliotecas protege la vista de los lectores. Es importante cumplir con los requisitos técnicos establecidos por la normativa europea EN 12464-1. Esta indica que el área de estantes debe tener un nivel de iluminación bibliotecas de 200 lux, mientras que el área de lectura debe ser de 500 lux.  

También debe tener una temperatura de color fría ubicada entre 4000 k y 5000 k para ayudar en la concentración de los usuarios durante sus lecturas. 

Como has visto, son varios factores que se deben estudiar antes de diseñar el sistema de iluminación de una biblioteca como el espacio disponible, la ubicación de las entradas de luz natural, el tipo y el color del mobiliario, los tonos de las paredes y el techo y el diseño de los puntos de luz. 

Este último es imprescindible porque permite estudiar cuáles son las áreas que requieren mayor iluminación, sin causar deslumbramientos. Estos son los asientos de lectura. 

En la actualidad, la iluminación led se ha convertido en una solución para el diseño de la iluminación de bibliotecas. Reduce el agotamiento visual, proporciona gran capacidad de iluminación y mejora significativamente la concentración de los lectores. Además, representa en un 80% de ahorro energético en comparación con otros sistemas de luz.  

 

PÓNGASE EN CONTACTO CON NOSOTROS PARA EL DISEÑO DE ILUMINACIÓN DE SUS ESPACIOS

5/5 (2 Reviews)
Publicado en Últimas noticias, Luminarias Led y etiquetado .