como conseguir una Iluminación relajante

Cómo crear ambientes tranquilos mediante la luz

Conseguir una iluminación relajante contribuye a cambiar por completo una estancia. No es magia: podemos jugar con su color para despertar determinadas emociones. La luz teñida de rojo estimula el sistema nervioso y, en determinadas situaciones, también incita a la compra. El blanco cálido y en ocasiones la luz azul, por su parte, transmite frescura y tranquilidad, en tanto que la verde es sinónimo de armonía.

Las tonalidades lumínicas también permiten recrear multitud de ambientes. Solo es necesario comprender su particular lenguaje para sacarles el máximo partido en cada situación.

¿Cuándo crear ambientes tranquilos?

El papel de la luz es clave a la hora de generar estímulos. Contribuye, por ejemplo, a lograr ambientes que se caractericen por la tranquilidad e inciten a relajarse y dejar a un lado el estrés; estos son los más anhelados en la actualidad. Algunos de los principales escenarios en los que es preciso generar un clima ambiental especialmente proclive al relax son los siguientes.

  1. Un spa que permita a los visitantes mimarse y refugiarse durante unas horas, dejando a un lado las preocupaciones diarias.
  2. La sala de espera del dentista, para aplacar los nervios que pueden sentirse antes de acceder a la consulta.
  3. Un dormitorio que invite al descanso y al sueño, permitiendo caer cuanto antes en los brazos de Morfeo.
  4. Determinadas aulas escolares infantiles, en las que los niños necesitan estar calmados para que su rendimiento académico sea mayor.
  5. Estancias en las que se llevan a cabo ejercicios como los de yoga, o los relacionados con la meditación guiada.
  6. El salón que se convierte, al caer la noche, en una íntima sala de cine pensada en exclusiva para dos.
  7. El estudio de un artista que necesita crear sus obras literarias, pictóricas o escultóricas, entre otras, sin distraerse.

Luces para generar tranquilidad: Iluminación relajante.

Cuando tratamos de generar esa sensación de tranquilidad que deseamos, debemos recurrir a una serie de recursos lumínicos. La luz cálida el mejor modo de lograrlo: estas son capaces de transmitir una sensación de paz, como la vinculada a la espiritualidad, además de calma, frescura y fuerza. Así lo prueban diversos estudios llevados a cabo por expertos. Es el tono ideal, además, para acabar con el estrés laboral.

Pero, ¿cómo idear un proyecto de iluminación? En este sentido, antes de dotar de un ambiente propicio para la tranquilidad al espacio que planeamos transformar, es conveniente que se idee un buen proyecto. Ese es el modo de asegurarnos de que el resultado final se adaptará al objetivo planteado. En ese aspecto, se ha de tener en cuenta la iluminación arquitectónica, atendiendo a la distribución de los diferentes puntos de luz, los niveles de cada uno de ellos y su correspondiente elección de temperatura de color.

Como el disponer de luces cálidas es una prioridad en este caso, se buscarán soluciones relacionadas estrechamente con este color. Entre los beneficios de la luz de este color, se incluyen estos efectos.

  • Estimula en las personas la producción de melatonina, hormona que se produce en el cerebro y que regula el sueño.
  • Mayor profundidad al ambiente y énfasis a los detalles de la estancia.

En esta apuesta se puede utilizar la luz natural si está disponible. Y complementarla con otras fuentes lumínicas de carácter secundario. Los LED son una excelente opción, dada su versatilidad; solo hay que incorporarlos a la estancia elegida.

Como podemos ver, este color promete convertirse en el mejor aliado de aquellos que buscan entornos tranquilos y calmados. Relajarse será tan sencillo como pulsar el interruptor de la pared y dejarse llevar por las sensaciones a las que dará lugar. Como especialistas en iluminación relajante, te animamos a ponerte en contacto con nosotros. ¡Conseguiremos que esa habitación pensada para el descanso sea una realidad!

5/5 (2 Reviews)
Publicado en Últimas noticias y etiquetado .