luz y emociones en hoteles y lobbys

Claves para iluminar el hall de un hotel

Contar con una buena estrategia a la hora de crear una conexión entre luz y emociones es fundamental para que restaurantes, tiendas, hoteles o museos, entre otros ejemplos, presenten espacios acogedores y generen una influencia emocional positiva en los clientes. Como expertos en la realización de proyectos de iluminación personalizados, a continuación daremos algunos consejos para resaltar la iluminación emocional.

La importancia de la iluminación en los hoteles. Luz y emociones para tus huéspedes.

Elegir los elementos luminosos adecuados, en función de la zona que queramos destacar, es imprescindible para elevar el valor estético del establecimiento. Por ende, ofreceremos una imagen llamativa y cuidada a los clientes. En la misma línea es importante estudiar cuáles son los productos más indicados, para así aprovechar sus prestaciones y contar con una óptima funcionalidad. Por ejemplo, con las bombillas inteligentes podremos encender y apagar las luces desde un smartphone u otros dispositivos. También podremos manejar la intensidad de luz, e incluso programar su encendido o apagado.

Por otra parte, elegir luces LED es la mejor inversión para ahorrar en las facturas, ya que su consumo energético es mínimo. Sin embargo, aunque la finalidad de proyectar luz con bajo consumo es la misma en todos los casos, no presentan las mismas características las luces destinadas a interiores que a espacios industriales. Por eso recomendamos apoyarse siempre en profesionales, para recibir un asesoramiento completo y confeccionar un análisis diferente para cada ámbito.

Los expertos conocemos perfectamente las ventajas que aporta la aplicación de la psicología del color en el mundo de la iluminación, y cómo los colores provocan efectos en las emociones. Nos referimos, por ejemplo, a colores cálidos para las luces con tonos amarillos o naranjas, que suscitan generalmente reacciones positivas y acogedoras. Por el contrario, hablamos de luces frías para referirnos a aquellas con tonos blancos o azulados, que provocan sensación de calma y se sitúan en puntos donde sea necesario disponer de claridad máxima.

De la misma forma, si queremos hacer que las habitaciones de nuestro hotel se asocien a la primavera y la frescura que esta transmite, la mejor elección son las paredes verdes iluminadas con un toque cálido. Y si queremos disponer de habitaciones elegantes y formales, nada mejor que colores grises con iluminación algo más fría. Con todos estos factores presentes será mucho más fácil crear una estética basada en la iluminación que concuerde con el estilo del hotel.

Consejos para iluminar el lobby de un hotel

Debemos ser conscientes de que el vestíbulo es una de las zonas más importantes del hotel, porque es la primera estancia que visualizan los clientes. El objetivo principal debe ser, por tanto, dar la mejor impresión al recibir a los visitantes.

Recordamos que la iluminación afecta a los sentidos y emociones. Así pues, si queremos crear un entorno cálido y calmado, la apuesta por la luz indirecta a través de focos o tiras de luz led será nuestra mejor aliada. Si queremos ofrecer un entorno agradable, lo conseguiremos con luces intensas y direccionales, dirigidas a lugares concretos como sofás, mesas o cuadros.

Las lámparas grandes y con formas llamativas, como los candelabros para estilos rústicos o las arañas de techo para ambientes elitistas, captarán la atención de los clientes y dotarán al lobby de una exclusividad y sofisticación únicas. A la hora de iluminar la recepción es necesario que utilicemos la creatividad para destacar las características que más nos interesen.

Como hemos visto, luz y emociones son dos conceptos que deben ir unidos para despertar sensaciones confortables en los clientes. Con la ayuda de empresas profesionales en iluminación será más fácil conseguir atmósferas acogedoras. Toma nota de las ideas expuestas y, si es necesario, ¡pídenos información!

5/5 (3 Reviews)
Publicado en Últimas noticias y etiquetado .