Tonalidades luz LED

Tipos de tonalidades de luz led

Las luces LED son cada vez más útiles y van ganando más campo dentro de la iluminación. No obstante, es posible que no sepas que hay muchas tonalidades de LED. Esto es importante para aprovechar mejor sus características y tener una iluminación mucho más rica.

Un error común es creer que la única luz LED es blanca y nada más. Aquí te mostraremos todas las tonalidades que puedes encontrar. Te daremos los tips necesarios para saber cuándo escoger una luz LED fría, neutra o cálida según tus necesidades y características.

¿Cuántos tipos de luz led hay?

Hace un momento mencionamos que hay varias tonalidades de luz LED. Si bien es cierto que también se pueden clasificar por su intensidad o por la forma del foco, esta vez te diremos cuáles son sus tipos según la tonalidad que ofrecen.

Cálida

Está combinado con tonalidades naranjas y amarillas, lo que le proporciona al ambiente una sensación general de comodidad. Esta es la luz que normalmente emulan los móviles cuando activas la opción de modo lectura. Notas una disminución clara en la luz azul y esto te genera comodidad en la vista.

La temperatura del color de una luz LED cálida está entre 2.200 y 3.300 grados Kelvin. Puedes identificarlo porque luce menos blanco en relación con los demás modelos.

Neutra

Se encuentran entre las cálidas y neutras, por lo que generan una sensación intermedia entre ambas. Esto genera una sensación intermedia entre ambientes iluminados con ambas luces y te proporciona la posibilidad de que el ambiente se vea natural. No altera directamente la vista y permite permanecer más tiempo en el espacio.

La luz LED tiene combinaciones con tonalidades azules y naranjas, así que se encuentra muy bien equilibrada. Su temperatura del color alcanza hasta 4.000 grados Kelvin y la temperatura neutra más baja son los 3.400 grados Kelvin.

Fría

Cuando miras las luces LED te dan la sensación de que son “más blancas” que las demás. Esto se debe a que la sensación que proporcionan es de un espacio más frío, amplio y donde indirectamente no querrás quedarte mucho rato.

Se le conoce como una luz LED fría a todas las que tienen una temperatura del color de 5.000 grados Kelvin o más. Pueden alcanzar los 8.000 grados Kelvin.

Qué tener en cuennta para escoger una luz LED

¿Qué tener en cuenta para escoger la tonalidad de luz led?

Lo cierto es que hay características específicas que acompañan a cada uno de los diferentes modelos de luz LED. Podemos reconocerlas mirando sus diferencias. Hay diferencias claras y visibles como la tonalidad, mientras que hay otras diferencias un poco más técnicas como los grados Kelvin.

Tonalidades

Esta es la diferencia que salta a la vista. En esencia, la luz LED siempre es blanca. No obstante, cuando se combinan sus tonalidades internas con tonos naranjas y rojos, se genera una tonalidad que identifica la temperatura como cálida.

Por otra parte, cuando se combina con colores azules es lo que la vista interpreta como luz LED fría. Hace que el ambiente luzca más opaco con relación al resto del ambiente. Esto no quiere decir que estará menos iluminado, sino que la vista lo interpreta de forma diferente.

Cuando la tonalidad está perfectamente equilibrada entre tonos naranjas y azules, se considera una tonalidad neutra. Es ahí cuando realmente el color de la luz es totalmente blanco, lo cual genera una sensación de comodidad general y una iluminación nítida.

Grados Kelvin

Kelvin es la medida internacional que se utiliza para medir la temperatura sobre la base del grado Celsius. En la actualidad se usa para identificar la temperatura que se genera a partir de la iluminación. 

Los grados de la escala Kelvin son iguales a la escala termométrica Celsius. No obstante, esta temperatura no es perceptible por el cuerpo humano, como sucede con la iluminación.

¿Cuándo escoger una luz led cálida?

Es ideal para ambientes de relajación, de manera que establece un ambiente más acogedor, cálido y con sensación de comodidad generalizada. Es ideal para habitaciones que tienen calefacción, salas de estar y comedores ya que indirectamente para el cerebro lucen más hogareños.

En pocas palabras, es la iluminación que se usa cuando el objetivo es que las personas permanezcan cómodas en un lugar. Por ejemplo: Salas de un restaurante, librerías, cafés, comedores, salas de la casa, terrazas y toda clase de espacios transitables que se han diseñado para pasar tiempo.

¿Cuándo escoger una luz led neutra?

Son los que se usan para locales comerciales. Sus usos, colores y formas son muy vivas y potentes, por lo que generan un efecto de ánimo en las personas. Funcionan muy bien en almacenes, centros comerciales y lugares de venta para que el cerebro indirectamente se sienta activo para comprar, vender o realizar transacciones.

No obstante, si se instalan demasiadas, podría generar un efecto contrario. Por eso, es aconsejable combinarlo con otras tonalidades de tonos de blanco para equilibrar.

¿Cuándo escoger una luz led fría?

La luz fría es de una forma muy indirecta incómoda a la vista, y el cerebro traduce la información rápidamente en un lugar de tránsito rápido. Se trata de una tonalidad que mantiene activo el cerebro, como el que usan los móviles en condiciones normales.

Proporciona un ambiente estimulante, ya que se conforma por tonos azulados en su composición. Es ideal para espacios en donde se requiere que las personas actúen rápidamente. Por ejemplo: túneles de coches, aparcamientos, baños públicos e incluso ciertos lugares de la cocina, cuando se trata de cocinas comerciales.

0/5 (0 Reviews)
Publicado en Últimas noticias, Tecnología Led, Luminarias Led, Focos Led.